Please enter your e-mail address. We will send your password immediately.

Quizá el mundo esté cambiando más rápido que nunca, sin embargo la comedia nunca pasará de moda. Como comediante y como persona, me nutro del diálogo que tengo cada día con la gente en mis redes sociales. Estoy convencido que cualquier intento de censura en el intercambio de ideas, frenaría la evolución de nuestra sociedad. La comedia nos ayuda a sobrevivir ante todas las noticias demoledoras que recibimos a diario. El humor es una válvula de escape que nos ayuda a sobrellevar los problemas y los errores que cometemos como sociedad o como gobierno. Me parece un esfuerzo sano cuidar a los grupos más desprotegidos, pero también me parece poco sano que los grupos más poderosos sean quienes más fácilmente se ofenden. Los comediantes no tomamos partido, cuando hacemos un chiste, nadie se lo debe tomar personal, porque somos los primeros en burlarnos y ridiculizarnos a nosotros mismos. Los comediantes sólo observamos, señalamos los problemas y nos burlamos de los errores, convirtiendo cualquier tragedia en comedia. Si un gobernante comete un error y al día siguiente hay un meme, la risa jugará a su favor quitándole presión de encima, mientras alivia un poco el dolor del pueblo. Los comediantes sólo intentamos hacerlos reír mientras piensan, o hacerlos pensar mientras ríen. Censurar la comedia, es un acto de hipocresía cuando aquel que censura se burla de los demás, pero denuncia a quien le dedicó un chiste. Censurar la comedia, clausura nuestra evolución como sociedad y cierra la posibilidad de corregir nuestros errores. #noalacensura P.D. Ojalá que @chumeltorres se vuelva torero para que cancelen las corridas de toros.